domingo, 4 de noviembre de 2012

Reseña: Diario de Ana Frank

Títulos: "Diario de Ana Frank" y "El chico que amó a Ana Frank".
Autoras: Ana Frank y Ellen Feldman.
Editoriales: Debolsillo y Suma de letras.
Portadas:




Sinopsis Diario de Ana Frank: Tras la invasión de Holanda, los Frank, comerciantes judíos alemanes emigrados a Amsterdam en 1933, se ocultaron de
la Gestapo en una buhardilla anexa al edificio donde el padre de Ana tenía sus oficinas. Eran ocho personas y permanecieron recluidas desde 1942 hasta 1944, año en el que fueron detenidos y enviados a campos de concentración. En ese lugar y en las más precarias condiciones, Ana, de trece años, escribió su estremecedor diario: un testimonio único en su género sobre el horror y la barbarie nazi, y sobre los sentimientos y experiencias de la propia Ana y sus acompañantes.
 
Sinopsis El chico que amó a Ana Frank: El 16 de febrero de 1944 Ana Frank anotó en su diario que Peter, que al principio no le gustaba pero del que al final se enamoró, le había confiado que si salían del escondite con vida, se reinventaría a sí mismo por completo. Esta novela es la historia de lo que podría haber ocurrido si el chico hubiera sobrevivido y se hubiera convertido en un hombre.
Peter llega a Estados Unidos, la tierra de la autocreación, y se hace pasar por cristiano. Con éxito en los negocios y rico en amor en el boom de los años cincuenta, prospera en el presente, planifica el futuro y no tiene pasado. Pero esta charada tiene un precio. La publicación de El diario de Ana Frank, que recibe elogios de todos los rincones del mundo, desencadena paralizantes recuerdos de sus vivencias en el anejo secreto de Ámsterdam. El diario es también su historia, y una vez que la compuerta de los recuerdos se abre, su vida se descontrola.
Basado en una exhaustiva investigación sobre Peter van Pels y la extraña y perturbadora vida que el diario de Ana Frank cobró tras su muerte, ésta es una novela sobre el recuerdo de la muerte, la muerte del recuerdo y la imposibilidad de negar el pasado.
 
Resumen de Chicka Lit: Creo que todos conocemos ya la historia del Holocausto y el mítico Diario de Ana Frank en el que cuenta cómo se escondieron unos pocos judíos pudientes de la ocupación nazi y de cómo, por desgracia, les pillaron y cabaron todos con un trágico final, excepto el padre de Ana que vivió lo suficiente para publicar el Diario de su hija, tal y como a ella le hubiese gustado, que nos da una visión subjetiva y parcial pero muy realista de lo que tuvo que ser sentirse atacado, humillado, pasar hambre y un miedo atroz. Por ello paso directamente a mi opinión personal.

Opinión personal: Me compré la segunda novela, la del chico que amó a Ana Frank, porque la encontré en una tienda de segunda mano, pero estaba auténticamente nueva, con el celofán, por casi dos euros y no me pude resistir. Si lei el Diario de Ana hace tiempo, no lo recuerdo, así que, lo pedí prestado a la Biblioteca para documentarme bien y poder leer el segundo. Ahora sé que tomé una buena decisión, si no, no habría entendido muchas de las cosas que nos cuenta Peter. La segunda novela consiste en "qué hubiera pasado sí..." en este caso, es lo que hubiera ocurrido si Peter hubiera sobrevivido. Al principio de la novela me encontré muy perdida porque no entendía de qué iba la cosa, pero poco a poco sigues leyendo y entiendes todo. En la novela Peter es todo un hombre pero con los traumas de haber pasado todo lo que vivieron aquellas personas, tiene que ir a terapia, oculta mucha información a sus seres queridos y hace "como que no ha ocurrido nada" pero no consigue esa normalidad que pretende.  

El qui de la cuestión radica en que Peter se hace pasar por una persona no judía, pues cree que es la mejor manera de librarse de su pasado y no se da cuenta de que nadie es capaz de huir de algo que siempre recordaremos... o no. 
 
Me han gustado mucho las dos novelas. Sobre todo el Diario, que a pesar del miedo y el hambre es una historia conmovedora y me ha enganchado de principio a fin. El segundo libro es muy diferente, el punto de vista es totalmente distinto, y la historia no tiene nada que ver, son dos épocas que están separadas por unos pocos años y por mucha distancia cultural. Pero lo que me ha llamado la atención es la manera en que las autoras señalan que la historia sigue viva en las personas que sobreviven a ella y en sus familiares, porque no se pueden borrar las huellas y lo que hemos vivido nos transforma en lo que somos actualmente. Y por otro lado, cuando alguien sufre, no sólo sufre en ese momento, sino que más adelante, como le pasó al Peter de la novela, tiene que seguir enfrentándose a sus miedos y pesadillas. 
 
No es una lectura fácil y tampoco es lo que elegiría en un momento feliz y alegre de mi vida, sin embargo han sido dos historias muy hermosas que me han llegado al corazón.

2 comentarios:

  1. Lo leí hace años en mi época adolescente, tendría que volver a ponerme con él para ..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me pasó algo parecido, creo haberlo leído cuando era muy pequeña, por recomendación de los profesores seguramente, pero no he terminado de confirmar si lo había leído o no, en cualquier caso, para mi ha sido como leerlo por primera vez. Y me alegro de haberlo elegido. Es precioso.

      Eliminar