martes, 2 de mayo de 2017

Martes consejero: ¿Cómo lees tantos libros?

       Queridas lectoras y queridos lectores...

       Bienvenidos una vez más a una sección en la que respondo a inquietudes que se repiten mucho en lo blogosfera. En este caso he observado que muchos de vosotros además de ávidos lectores sois estudiantes y trabajáis a contrarreloj pues el tiempo es vuestro gran enemigo. 

       Hoy quiero dar respuesta a una gran pregunta: ¿cómo consigues leer tantos libros?, que se puede aplicar también para estudiar, pues lo que yo hago es poner en práctica las muchas técnicas de estudio que he ido aprendiendo a lo largo de los años. En realidad no leo tantos libros, al menos yo creo que leo poco, lo que sí me sucede es que leo continuamente sin el famoso "bloqueo lector" y creo que no lo he sentido debido a... estos consejitos...


       Como siempre os digo, debéis tomar mis consejos como algo orientativo, pues me sirven a mí y puede que a vosotros no, pero en este caso es diferente pues no se trata de mi opinión sino de una serie de técnicas que he ido recopilando de diferentes estudios y proyectos, por lo que, cada uno elegirá aplicar las que más les gusten. Y dicho ésto voy con mis acostumbrados tips: 

1- La cabeza y el cuerpo deben estar siempre en el mismo sitio y al mismo tiempo. Esta frase en un principio puede parecer una enorme tontería pero tiene más sentido de lo que aparenta. Veréis, ¿nunca os ha pasado que os sentáis a leer/estudiar y os acordáis de llamar a un amigo, la lista de la compra, la película que vísteis ayer...? Eso sucede porque vuestro cuerpo está delante del libro y vuestra mente se ha ido por ahí a darse una vuelta. Si siempre consiguís que permanezca la mente en el lugar en el que se encuentra el cuerpo, habréis conseguido algo maravilloso. De esta manera, cuando leo solo estoy leyendo, cuando salgo de fiesta solo estoy de fiesta, cuando estoy en clase... veo que lo vais pillando. ¡En serio, probadlo! Esta tontería os salvará la vida. 

2- El lugar es muy importante: crea tu propio ambiente de lectura. Y me preguntaréis ¿qué tendrá que ver el lugar en el que estemos? ¡pues mucho, muchísimo! si creas un lugar físico que solo sirve para leer cuando te sientes en él, tu mente automáticamente se pondrá en "modo lectura" y nada podrá distraerte. ¿Cómo se consigue eso? Sé que para familias numerosas que vivan en una casa diminuta será más complicado que para un hijo único en una mansión, pero debéis intentar en la medida de lo posible que ese escritorio que usas para estudiar, solo sea para estudiar, no para ver la tele, comer, dormir... ¡lo sé! es complicado pero ayuda muchísimo, pues si utilizamos el mismo lugar para todo nos será mucho más complicado cambiar de una actividad a otra y mucho más difícil cumplir el tip nº1 arriba explicado. Yo he conseguido con mucho esfuerzo apoderarme de un rinconcito de la casa en el que leo, trabajo en el blog, escribo y utilizo el portátil, nada más, así que, cuando estoy aquí puedo evadirme del mundo y mis tardes de lectura cunden mucho más. 

3- Hay un momento para cada cosa. Si desde las 8 de la mañana hasta las 12 de la noche no has encontrado un rato al día para leer, tendrás que crearlo, es decir, decidir cuánto tiempo al día vas a dedicar a leer y el tiempo que estés leyendo, por supuesto, estarás leyendo, solo eso. Éste es el tip más obvio pero que muchas veces olvidamos y nos tumbamos en la cama a leer cuando ha terminado el día y ya estamos muy cansados, o no, a veces estamos con el libro abierto y también con el teléfono mirando las redes sociales, ¡normal que no te cunda la lectura! deshazte de todas las distracciones a la hora de leer, solitos tú y tu libro. 

4- Prepara el lugar con todo lo necesario. Este tip sirve mucho más a la hora de estudiar que a la de leer pero me ha parecido muy importante incluirlo pues a veces empezamos a leer y nos acordamos de: ir al baño, beber agua, comer, ropa incómoda, un bolígrafo, block de notas, frío, calor, etc etc etc... ¿te suena? pues ya sabes cómo remediarlo, prepara todo lo necesario antes de sentarte a leer y así optimizarás el tiempo que pases leyendo sin distracciones. 

5- Si un libro no te gusta, lo sabrás en seguida ¡¡déjalo!! En mi caso puedo saber si un libro me desagrada a las 50 páginas, a veces antes. Por ello, si un libro no te está gustando, déjalo, ¿para qué vas a perder el tiempo leyendo algo que no te gusta? elige otra lectura que te traiga más, pues si intentas obligarte a leer algo que no te gusta, no lo acabarás nunca, ¡créeme! y en este tip hay 2 "peros".

5.1- Primer Pero: cuando te has comprometido con una editorial a leerte ese libro y hacerle una reseña. Háblalo con el editor, es mejor ser sincero, quizás prefieran que no escribas la reseña o que la escribas igualmente pero intentando ser constructivo. 

5.2- Segundo Pero: si estás estudiando y no te gusta, no puedes dejar pasar el examen. ¡Lógico! pero debes pensar que eso que estás estudiando en realidad sí te gusta, ¡te encanta! porque sirve para llegar a un fin que estás deseando obtener: una carrera, acceder a la universidad, un título para trabajar, un empleo... e incluso si estás en un nivel muy bajito de enseñanza, ¡consigue que te guste estudiar! piensa en tu futuro ¡estudiar te aportará un futuro mucho mejor que el actual! 

6- Busca la variedad, abandona tu zona de confort. Ésto me lo habéis leído en mis reseñas mil veces, pues el cerebro se acostumbra al mismo género y se acaba aburriendo, yo intento que mis lecturas sean lo más variadas posibles, si acabo de leer algo muy juvenil, paso a leer misterio, luego a una historia romántica, algo de humor, autoayuda, infantil, terror, fantasía, poesía, relatos... cuanto más variedad le des al cerebro, más os lo agradecerá y querrá seguir leyendo, así que, aunque sólo te gusten dos géneros, intenta intercalarlos para que tu mente no se meta en un bucle. ¿Cómo se traduce en los estudios? muy fácil, acabas de estudiar una hora de matemáticas, cambia a historia, luego a literatura, a química... depende de las materias que estés estudiando e incluso si tienes: un proyecto, un trabajo y un examen, puedes ir combinando las tres cosas, así, al mismo tiempo descansas de una tarea y trabajas en la siguiente. ¡Prúebalo aunque sea una vez! 

7- Rodéate de libros. O en el caso de los estudios, rodéate de actividades que estén relacionadas con lo que estás estudiando. No me refiero a que te entierres en libros sino a que varíes las actividades en torno a la lectura: acudir a una presentación o firma de libros, aunque no conozcas el libro, salir a conocer nuevas librerías o bibliotecas, formar parte de un club de lectura, visitar un museo que esté relacionado, un taller, una fábrica, una imprenta, ¡editoriales! ¡visítalas si puedes! aunque sean pequeñas o desconocidas. En definitiva, participa y apúntate a todo lo que puedas que esté relacionado con la lectura o que tenga algo que ver con lo que estás estudiando, en mi caso, he pasado horas visitando centros de trabajo y entidades que hacían que tuviese muchas más ganas de seguir estudiando. 

8- No te obligues: leer debe ser un placer. Y aquí encuentro una discrepancia con los estudios pues si no te apetece nada estudiar una tarde y te lo puedes permitir, adelante ¡sáltatela!, pero si no puedes, me temo que debes intentar que lo que estás estudiando te guste. Sin embargo, la lectura es opcional, forma parte de nuestro tiempo libre y debe ser placentero, cuando no lo es, debemos dejar ese libro y coger otro, si aun así no funciona, os aconsejo realizar otro tipo de actividad, algo que os guste: bailar, dibujar, tocar un instrumento, viajar, hacer deporte, cocinar, cantar o incluso escribir, cualquier actividad que os aporte algo positivo a vuestras vidas. 

9- Tira la televisión por la ventana. Regálasela a alguien, destrúyela, dale otra utilidad como tabla de cortar, bandeja o perchero... no, ahora hablando en serio, sé que os encanta la televisión. A mí no. Yo la odio. ¿Por qué? porque no aporta nada positivo, cualquier programa, serie o documental que quieras ver, podrás hacerlo en cualquier momento pues en Internet hay una gran programación sin publicidad y ahí quería llegar, hay series que nos aportan mucho, grandes películas y unos documentales alucinantes pero en medio le meten una cantidad aberrante de publicidad... Y ahora es cuando me preguntas ¿y eso qué tiene que ver con leer o estudiar? ¡Mucho, muchísimo! cuando miras la televisión el cerebro se hace adicto a ella, sobre todo a los colores, música y ritmo de la publicidad ¡que en realidad no te aporta nada! Muchas veces los estudiantes utilizan la televisión para "descansar" de los estudios ¡¡ERROR!! la televisión no hace descansar al cerebro, lo cansa y lo aburre, después cuesta horrores volver a estudiar, es más, el ritmo de las imágenes y el sonido te invita a que nunca dejes de mirar, por ello: todos podemos confesar que hemos perdido preciosas horas de nuestro tiempo mirándola así que ¡apágala! desenchúfala y tira el cable a la basura. Sé que exagero pero... seguro que algunos de vosotros hasta estudiáis con la televisión de fondo ¡no digo nada más!

10- Ten muy claro la razón por la que lees: leer debe ser algo que hagas porque te gusta. ¿Qué quiero decir exactamente con ésto? que muchas personas se plantean retos inalcanzables que a menudo les desaniman y acaban muy frustrados. Os sucederá si...
- Os habéis puesto la meta de leer 100 libros al año y a estas alturas sólo lleváis 20... ¿y qué más da? a mí me parece absurdo, plantéate un único objetivo: leer. Punto. A veces los retos nos ayudan a leer pero yo opino (y ésto es enteramente de mi cosecha) que los retos demasiado ambiciosos en realidad provocan más frustración que satisfacción. 
- Todos vuestros amigos han leído Harry Potter o los Juegos del hambre y vosotros no, así que, os obligáis a leerlos aunque no os gusten ¿y qué más da? tenéis que leer lo que os guste, NO lo que hagan los demás.
- Como queréis llegar a leer más libros a la semana elegís libros más finitos para así engordar la lista. Mientras sean libros que os gusten ¡estupendo! pero os frustraréis si os guiáis sólo por ese criterio, pues los buenos libros no entienden de tamaños. 
- Te empeñas en leerte un libro porque te has gastado mucho dinero en él. Más de lo mismo, intenta venderlo, no puedo decir más.
- Elegiste el libro por la portada y al empezarlo no te gusta. Igual que el consejo anterior, véndelo, coge otro más feo y que te guste más. 
- Te sucede demasiado a menudo que los libros que eliges no te gustan. Te sucede porque aún no le has cogido el truquillo a tus gustos, no pasa nada, eso se aprende con el tiempo y aún así, de vez en cuando seguirás encontrando uno que no te gustará. Déjate aconsejar por un amigo o incluso lee libros muy diferentes uno detrás de otro y poco a poco irás descartando y encontrarás tus pasiones. 

       ¿Necesitas un resumen? Que tu único objetivo sea leer. Lee porque te gusta. Cuando estés leyendo, deja las distracciones. Prepara un momento y un lugar para leer. Busca la variedad tanto en los libros como en actividades relacionadas y dale una patada a la televisión. 

       También se pueden aplicar otras millones de técnicas pero éstas son las más básicas y si os ha parecido poco, el próximo martes volveré con más. ¡Mucha suerte con los exámenes! y ¡felices lecturas! ^^

25 comentarios:

  1. Creo que es la entrada más productiva que he leído. Sobre todo el "Tira la televisión por la ventana" ajajajajajaj. Es la mayor distracción de todas, estoy de acuerdo.
    Y lo del ambiente es verdad y sin ruidos, por ejemplo a mí me cuesta horrores estudiar si tengo el portátil encendido y si hay ruido a mi alrededor...
    Una entrada muy buena :))
    Me ha encantado!

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola!
    Acabo de leer esta entrada y me parece que tienes toda la razón, son pequeños (y no tan pequeños) detalles pero tenemos que tenerlos en cuenta.
    Me reí mucho con el punto referente a la televisión porque opino exactamente igual que tú: la detesto.
    Me ha gustado mucho, seguiré tus consejos.
    ¡Gracias!
    Un beso ^^

    ResponderEliminar
  3. Hola! La verdad es que lo de que la tele es mala se oye todos los días y yo hago eso! estudio y mi madre esta con la tele de fondo y me cuesta horrores concentrarme.No tengo zona de estudio fija tampoco pero intentarè remediarlo todo.¡Te agradezco infinitamente que hayas hecho esta entrada porque me va a servir muchísimo!Un beso

    ~~Julietta~~de el blog: Unas Maravillas de Libros

    ResponderEliminar
  4. hola! que bueno los trucos para los examenes, aunque yo seria mas directa y aconsejaria: pon la cola en la silla y a estudiar!asi se acaba mas rapido la tarea,( vale, consejo que nadie pidio) y en cuanto a la lectura siente los libros con el corazón y el alma que te entren por los ojos, huye de lo que no te gusta o aburre, la lectura debe ser un placer y sin metas, déjate fluir. gracias y un saludobuho. que los libros te busquen a ti !!!!

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola!

    Muy buena esta entrada, tanto como para aprovechar mejor el tiempo de lectura como para lo del estudio.
    Yo ahora mismo estoy leyendo Jude el oscuro y creo que lo voy a dejar, no porque no me guste sino porque no consigo concentrarme, creo que no es el momento para leerlo y necesito algo más ligero o lo que sea, simplemente diferente.
    En fin, últimamente me estoy proponiendo sobre todo lo de innovar en mis lecturas y no elegir cosas que sé que no me van a gustar, me estoy volviendo más exquisita jajaj

    ¡besos!

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola!
    Me encanta esta sección, es muy útil. Y coincido en muchas de tus propuestas y consejos. Los libros hay que leerlos por placer, aunque a mi me cuesta mucho dejar un libro por la mitad aun cuando no me gusta. Eso es algo que debo aprender.
    Nos leemos :)

    ResponderEliminar
  7. Hola! Yo estoy empezando a abandonar los libros que no me gustan. Antes lo acababa porque sí, y me agobiaba un poco porque ya estaba pensando en otro.
    Me encanta tu entrada!! Un besito :)

    ResponderEliminar
  8. Me encanta tu entrada la verdad !! Felicidades... yo me quedo con la razón por la que lees.. y si no es mejor parar y hacer otras cosas y siempre habrá un libro que te hará volver.

    ResponderEliminar
  9. Hola Geles, amo de verdad tus martes consejeros. Explicas todo tan bien. Sin duda para leer hay que crearse un ambiente, si puede ser sin televisión como ya dijiste para poder estar más centrado en la lectura y para los que estudien pues que lo hagan a unas horas en las que no tengan que estar estudiando para sus exámenes. Un beso.

    ResponderEliminar
  10. ¡Hola!

    Me han encantado tus consejos, Geles. Y lo mejor de todo es que tú y yo siempre coincidimos mucho. Creo ya haber hecho una entrada de este tipo hace un tiempito diciendo casi las mismas cosas.

    ¡Muchas gracias! ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  11. Hola, yo la verdad es que no sigo ningún consejo a la hora de leer, se cuando me apetece, cuando tengo tiempo se bien a que dedicarlo y además leo bastante rápido por lo que sobre todo si el libro engancha me lo leo en un día o dos y aún así estudio jaja
    Aunque vienen bien para gente que no tenga esa facilidad
    Besos

    ResponderEliminar
  12. Tienes mucha razón, yo cuando me pongo y digo poner de poner a leer, me cunde muchísimo una tarde por ejemplo, no me distraigo, apago el móvil para evitar soniditos jajaja en fin, que si se puede leer más. B7s

    ResponderEliminar
  13. He de decir que en toeria estoy estudiando ahora mismo... Me has hecho sentir culpable y me voy a tener que volver a poner manos a la obra con la asignatura que tengo que estudiar JAJAJA
    Muy buena entrada, seguro que algún truco utilizo :P

    ResponderEliminar
  14. Amen!!! Madre mía que entrada tan buena!!! Casi todo lo hago o lo intento... El punto 6 lo llevaré a cabo porque últimamente está la cosa complicada jeje el 9 me ha matado jajaja yo últimamente no sé ni como funciona el mando a distancia buf!!!!
    Besiños
    Yoli- mividapor1libro.blogspot.com

    ResponderEliminar
  15. Menuda sección... Me ha encantado! Muchas gracias por tus consejos, la verdad es que ayudan muchísimo. Es verdad que cuando no te gusta un libro y lo les porque tienes un compromiso luego te cuesta volver a elegir un libro y que te guste. Lo de variar de géneros no me lo había planteado... Pero me tocará hacerlo jajaja. En estos momentos no puedo aplicarlo al estudiar porque estoy trabajando, pero cuando estudiaba tenia muy claro que la mesa del escritorio era solo para estudiar,y sin distracciones.
    Un saludo, nos leemos :D

    ResponderEliminar
  16. La entrada más productiva de los martes consejeros creo yo. Amén a todo.
    Yo por desgracia no tengo mucho tiempo ahora con los estudios, pero me llevo varios tips de los tuyos para intentar crear más tiempo y como dices, no coger el móvil si tengo el libro abierto.
    Un besito.

    ResponderEliminar
  17. hola,
    me encantan tus consejos, creo que ya te lo he dicho jeeje Yo noto que voy leyendo cada vez mas según mi hijo pequeño va cogiendo años. Cuando era un bebe me leia uno al mes. Ahora me suelo leer 8 o 9 libros.. cuando cumpla cuatro o cinco mas me lo leere todo jajaja

    besotes

    ResponderEliminar
  18. Hola preciosa !!.
    Completamente de acuerdo con tus consejos sobre todo que leer es un placer no un deber y sobre todo no saturarte con el mismo género eso precisamente me paso a mi por lo que me cogí otro libro de distinta temática que me vino genial.
    Gracias por tus consejos, besos y nos leemos :D

    Delia-------La guarida de los amantes.

    ResponderEliminar
  19. ¡Hola Geles!
    Muchas gracias por esta entrada. Al menos a mí, me va a servir mucho. Ya que en épocas de examenes o mucho estudio, me es imposible leer. Así que, muchas gracias!

    Espero impaciente para el Martes Consejero de la semana que viene!

    Besos!

    Firdaous Alaoui - Mariposas Literarias

    ResponderEliminar
  20. ¡Hola!
    Confieso que yo a veces soy una de las que tiene el cuerpo leyendo y la mente en las musarañas. Pero bueno, aún así enseguida vuelvo a lo que tengo que estar jajaja.
    Muy buenos consejos!! Alguno tengo que ponerlo en práctica!

    Besitos <3

    ResponderEliminar
  21. Muy buenos consejos, yo tengo mis lugares para leer que son mi cuarto y en mi rincón del living, aparte de que tengo mi librero allí también así que estoy rodeada por ellos. Lo del tiempo a veces es un problemas pero aunque sea trato de leer un poco en los huecos que encuentro. Besos.

    ResponderEliminar
  22. Mira yo llevo años intentando hacer estas cosas y voy por épocas de ganas de leer. Pero siempre intento mantener las ganas. Buenos consejos
    Besos

    ResponderEliminar
  23. Hola :)
    Yo debería tirar la tele no, el ordenador​ por la ventana jajaja
    Me ha encantado la entrada. Creo que mi problema está en el punto uno xDD la mente siempre por ahí... -.-" xD

    Abrazo,
    M

    ResponderEliminar
  24. Siempre me enseñas algo con tu blog!
    de verdad gracias!

    ResponderEliminar
  25. Me ha parecido muy interesante esta entrada sobre todo porque yo últimamente sufro mucho ese bloqueo lector... Creo que intentaré poner en práctica algunos de tus consejos, sobre todo el del lugar de leer. Yo suelo leer antes de acostarme y es cierto que a veces me entra tantísimo sueño que acabo casi durmiendome encima del libro y prestando muy poca atención a lo que leo :(

    ResponderEliminar